Monarquía indiana. Volumen VI

Volúmenes
Advertencia I II III IV V VI VII Catálogo

Volumen VI Libro diez y nueve Libro veinte Libro último

Volumen VI. Libro diez y nueve

Capítulo Páginas PDF
Tabla de correspondencias 5-6 PDF
Argumento de el Libro Diez y nueve 7-8 PDF
Prólogo al Libro Diez y nueve 9-10 PDF
Capítulo I. De la fundación y principios de la provincia del Santo Evangelio, en esta Nueva España, que fue la primera de todas las Indias que descubrió Cortés y sus compañeros 11-13 PDF
Capítulo II. De el cuidado y ansia con que los indios procuraron tener frailes en sus pueblos y edificarles con brevedad sus monasterios y casas 13-15 PDF
Capítulo III. De el sentimiento que hicieron los indios de Quauhtitlan, entendiendo que les querían quitar los frailes que les habían dado 15-19 PDF
Capítulo IV. De el sentimiento que por lo mismo hicieron los de Xuchimilco y Cholulla, y la diligencia que pusieron para que volviesen los frailes 19-22 PDF
Capítulo V. De lo que hicieron los indios de el pueblo de Quauhtinchan por no perder la doctrina de los frailes de San Francisco, y lo que pasaron por no querer recibir religiosos de otra orden 22-27 PDF
Capítulo VI. En que se prosigue la materia de el pasado, cerca de lo sucedido en el pueblo de Quauhtinchan 27-30 PDF
Capítulo VII. Donde se concluye la materia de los dos capítulos pasados, y se dice el fin que tuvo la perseverancia de estos indios 30-33 PDF
Capítulo VIII. De lo que pasaron y padecieron los indios naturales de San Juan Teotihuacan por tener doctrina de los frailes de San Francisco 34-39 PDF
Capítulo IX. De lo que les sucedió a los indios de el pueblo de Tehuacan, por no perder la doctrina de los frailes franciscos que tenían, y es capitulo muy de notar 39-44 PDF
Capítulo X. Donde se dice cómo esta provincia de el Santo Evangelio dejó algunas casas y conventos, después de haberlos morado, y el intento que tuvo en dejarlas 44-48 PDF
Capítulo XI. Que prosigue la materia del pasado 48-49 PDF
Capítulo XII. De la fundación de la provincia de Mechoacan, y de los primeros religiosos que en ella florecieron 49-54 PDF
Capítulo XIII. De la fundación de la provincia de Yucatán, y de los apostólicos varones que florecieron en ella 54-57 PDF
Capítulo XIV. De la fundación de la provincia de Guatemala, y de algunos varones santos que en ella florecieron 58-60 PDF
Capítulo XV. De la fundación de la provincia de Nicaragua, y de su aumento y estado 60-61 PDF
Capítulo XVI. De la fundación de la provincia de Zacatecas, y de los varones que florecieron en ella 61-67 PDF
Capítulo XVIII. De algunas cosas sucedidas en el discurso de la fundación de esta provincia de Zacatecas 68-70 PDF
Capítulo XIX. De la fundación de la custodia de Tampico, llamada de San Salvador, y de la provincia de San Diego de los Descalzos 71 PDF
PROVINCIA DE SAN DIEGO 72-73 PDF
Capítulo XX. De la fundación y aumento de la provincia de Santa Elena, en la Florida 73-75 PDF
MUERTE DE ALGUNOS RELIGIOSOS DE ESTA PROVINCIA DE LA FLORIDA A MANOS DE INDIOS 75-79 PDF
Capítulo XXI. De las jornadas y misiones que a los principios se hicieron para descubrir nuevas tierras y gentes; y cómo el Señor no permitió que alguno de los doce se emplease en otra parte 80-84 PDF
Capítulo XXII. En que se prosigue la materia de las misiones y jornadas que hicieron algunos de los doce primeros religiosos de San Francisco 84-88 PDF
Capítulo XXIII. De algunas cosas tocantes a la conversión de las Islas Filipinas y de su descripción y ministros 88-92 PDF
Capítulo XXIV. Que trata de algunas cosas tocantes a la conversión de el Japón y de los ministros que han ido a aquellos reinos 92-95 PDF
Capítulo XXV. Que prosigue la materia de el pasado y de lo que a Manila escribió fray Gerónimo de Jesús, con cuyas cartas vino por embajador un criado de el emperador; y de los ministros que salieron de todas las tres órdenes para esta conversión y jornada 95-98 PDF
Capítulo XXVI. De lo que se despachó a Japón, y venida de el padre fray Gerónimo de Jesús a Manila, con licencia de el emperador Dayfusama, y de lo que negoció y su vuelta 98-103 PDF
Capítulo XXVII. De los provinciales que ha habido en esta provincia de el Santo Evangelio, desde que se fundó hasta ahora 103-106 PDF
Capítulo XXVIII. Que trata de los comisarios generales que ha habido en esta Nueva España 107-109 PDF
Capítulo XXIX. Donde se da razón de el Santo Oficio y de el tiempo que ha que pasó a estos reinos de la Nueva España 109-113 PDF
Capítulo XXX. De los autos generales que este Santo Oficio y Tribunal ha tenido en diversos tiempos en esta Nueva España, después que en ella entró 113-116 PDF
Capítulo XXXI. De el número de monasterios y partidos de clérigos e iglesias que al presente habrá en esta Nueva España, y obispos y obispados que han sido en ella 116-119 PDF
Capítulo XXXII. Que prosigue la materia de el pasado 120-122 PDF
Capítulo XXXIII. De lo mucho que escribieron los religiosos antiguos franciscanos en las lenguas de los indios 122-126 PDF

Volumen VI. Libro veinte

Capítulo Páginas PDF
Argumento de el Libro veinte 127-128 PDF
Prólogo al Libro veinte 129-134 PDF
Capítulo I. Que comienza a tratar la vida de el venerable apostólico varón, fray Martín de Valencia, primer prelado y evangelizador de la fe en los reinos de esta Nueva España 135-138 PDF
Capítulo II. De cómo con deseo de la soledad quiso entrar en la Cartuja, y no fue la voluntad del Señor que lo hiciese 139-140 PDF
Capítulo III. De algunas terribles tentaciones con que el demonio procuró de inquietar a este varón santo, de que por la divina gracia salió vencedor 141-142 PDF
Capítulo IV. De el deseo que concibió de padecer martirio, por la salud de las almas y cómo, estando en España, le fueron mostradas en espíritu las gentes infieles que después vino a convertir 143-145 PDF
Capítulo V. De la abstinencia, penitencia y otros ejercicios espirituales con que el siervo de Dios rendía su cuerpo a la obediencia de el espíritu 145-148 PDF
Capítulo VI. De la profunda humildad y desprecio de sí mismo que resplandeció en este apostólico varón 148-150 PDF
Capítulo VII. En que se prosigue la materia de el pasado, y de la paciencia de el santo fray Martín en las persecuciones 151-152 PDF
Capítulo VIII. De la amistad espiritual que el santo fray Martín tuvo con el primer obispo de México, y con fray Domingo de Betanzos, y cómo todos tres intentaron de pasar a la China 153-155 PDF
Capítulo IX. De algunas visiones, revelaciones que el santo varón fray Martín tuvo de la conversión de los indios 155-157 PDF
Capítulo X. De otras visiones semejantes a las pasadas 157-159 PDF
Capítulo XI. De cómo el varón de Dios fue visto arrobado muchas veces; y de algunos milagros que de él se cuentan; y cómo lo visitaron los gloriosos padres San Francisco y San Antonio 160-162 PDF
Capítulo XII. De un hurto que se hizo en el convento de Santo Domingo de esta ciudad de México, siendo prelado ordinario de esta nueva iglesia mexicana el santo fray Martín; y de la procesión que se hizo, donde salió desnudo el santo predicando 162-163 PDF
Capítulo XIII. De la muerte del bienaventurado fray Martín de Valencia 164-168 PDF
Capítulo XIV. De cómo se perdió el cuerpo de el varón de Dios fray Martín de Valencia, habiendo permanecido entero por más de treinta años después de su santa muerte 168-170 PDF
Capítulo XV. De algunos milagros que se cuentan de este varón santo 170-174 PDF
Capítulo XVI. De una carta que el siervo de Dios escribió al comisario general Cismontano, dándole cuenta de lo que se hacía en la conversión de los indios 174-176 PDF
Capítulo XVII. De la memoria que de el santo fray Martín hay en el pueblo de Amaquemecan; y de la veneración en que son tenidas sus reliquias 176-179 PDF
Capítulo XVIII. En que se contiene la vida de fray Juan de Tecto, uno de los tres primeros evangelizadores antes de los doce 179-181 PDF
VIDA DE FRAY JUAN DE AORA, UNO DE LOS TRES PRIMEROS 181-182 PDF
Capítulo XIX. De la vida de fray Pedro de Gante, lego, y uno de los tres primeros 182-185 PDF
Capítulo XX. Que prosigue la vida del apostólico varón fray Pedro de Gante 185-189 PDF
Capítulo XXI. Vida de el padre fray Francisco de Soto 189-194 PDF
Capítulo XXII. Donde se trata la vida de fray Martín de la Coruña 194-196 PDF
Capítulo XXIII. Vida de fray Juan Xuárez, uno de los doce primero 197-198 PDF
Capítulo XXIV. Vida de fray Antonio de Ciudad Rodrigo, quinto en número de los doce primeros evangelizadores de esta indiana iglesia 198-200 PDF
Capítulo XXV. Vida del padre fray Toribio Motolinía 200-202 PDF
Capítulo XXVI. En que se contienen las vidas de los siervos de Dios, fray García de Cisneros y fray Luis de Fuensalida 202-204 PDF
Capítulo XXVII. Del santo fray Juan de Ribas 205-207 PDF
Capítulo XXVIII. Vida del santo fray Francisco Ximénez 207-209 PDF
Capítulo XXIX. De fray Andrés de Córdova y fray Juan de Palos, legos 210-211 PDF
Capítulo XXX. En que se contiene la vida de el santo obispo fray Juan de Zumárraga, y primeramente de su frailía, hasta que fue electo en obispo de México 211-215 PDF
Capítulo XXXI. De cómo el santo varón, con ser obispo, fue observantísimo de su regla y muy solícito en su oficio, y de la abstinencia, pobreza y humildad que siempre tuvo 215-219 PDF
Capítulo XXXII. Con cuánta dificultad aceptó la dignidad arzobispal el santo fray Juan de Zumárraga, y de su bienaventurada muerte y sentimiento que por él hizo toda la ciudad 219-222 PDF
Capítulo XXXIII. En que se contiene una carta que el santo obispo fray Juan de Zumárraga escribió al capítulo general, celebrado en la ciudad de Tolosa de Francia 223-224 PDF
Capítulo XXXIV. De la noticia que se tiene del cuerpo de este santo obispo fray Juan de Zumárraga, y de las cosas maravillosas que sucedieron en su descubrimiento 224-228 PDF
Capítulo XXXV. De algunos religiosos de santa memoria, de aquellos tiempos, especialmente de los padres fray Juan de Rozas, que fue el primer comisario de esta Nueva España, y de fray Juan de Granada, fray Antonio Maldonado y fray Antonio Ortiz 228-233 PDF
Capítulo XXXVI. De otros varones santos de aquellos tiempos 233-237 PDF
Capítulo XXXVII. En el cual se contienen las vidas de los apostólicos varones fray Diego de Almonte, fray Francisco del Pedroso y fray Juan de Perpiñán 237-240 PDF
Capítulo XXXVIII. De la vida de el santo fray Andrés de Olmos 240-242 PDF
Capítulo XXXIX. De la humildad del santo varón fray Andrés de Olmos, y ejercicio que tenía en convertir gente bárbara y cómo Dios, milagrosamente, lo guardaba entre ellas, y del deseo que tenía que todos empleasen bien el tiempo 242-245 PDF
Capítulo XL. De el espíritu de profecía que tuvo este santo varón fray Andrés de Olmos, y de su bienaventurada muerte y de algunos milagros que en ella acontecieron 246-250 PDF
Capítulo XLI. Que trata de la vida del apostólico varón fray Diego de Olarte, y de la del religioso padre fray Juan de Alameda 251-254 PDF
Capítulo XLII. De el santo varón fray Juan de San Francisco, de su entrada en la religión y venida a esta tierra, y de algunas cosas milagrosas con que nuestro Señor lo ilustró y adornó 255-257 PDF
Capítulo XLIII. De cómo nuestro Señor libró a este su siervo de el demonio que lo quería matar, y cómo fray Juan de San Francisco libró también otro indio, que el demonio le persuadía que se ahorcase 257-260 PDF
Capítulo XLIV. De cómo el siervo de Dios fray Juan de San Francisco resucitó un niño, y cómo le aparecieron nuestro padre San Francisco y Santa Clara; y de su dichosa muerte 260-263 PDF
Capítulo XLV. De fray Alonso Rengel, quinto ministro provincial de esta provincia del Santo Evangelio 264-265 PDF
Capítulo XLVI. Que trata de el venerable padre fray Bernardino de Sahagún 265-268 PDF
Capítulo XLVII. De los venerables padres fray Jacobo de Testera y fray Miguel de las Garrovillas 268-271 PDF
Capítulo XLVIII. Vida del santo fray Alonso de Escalona 271-274 PDF
Capítulo XLIX. De cómo el dicho bendito padre fue electo en provincial y de sus muchas virtudes y ejercicios espirituales y bienaventurada muerte 274-276 PDF
Capítulo L. Donde se ponen algunas cosas en que parece que el santo fray Alonso de Escalona mostraba tener espíritu de profecía, y otras cosas maravillosas con que el Señor le favoreció 277-280 PDF
Capítulo LI. De la bienaventurada muerte del siervo de Dios fray Alonso de Escalona, y cosas que sucedieron 280-283 PDF
Capítulo LII. Que trata de los benditos y religiosos varones, fray Marcos de Nisa y fray Jacinto de San Francisco 283-287 PDF
Capítulo LIII. Que trata de el venerable, y religioso padre fray Jacobo Daciano 287-291 PDF
Capítulo LIV. De los padres fray Pedro de las Garrovillas y fray Juan de San Miguel 291-294 PDF
Capítulo LV. Vidas de los apostólicos padres fray Antonio de Beteta y fray Maturino Gilberti 294-298 PDF
Capítulo LVI. De fray Juan Fucher y fray Antonio de Huete 298-301 PDF
Capítulo LVII. Vida del apostólico varón fray Antonio de Segovia 302-308 PDF
Capítulo LVIII. Vida de el excelente varón fray Martín Sarmiento de Hojacastro, segundo obispo de Tlaxcalla 308-312 PDF
Capítulo LIX. De algunos religiosos dignos de memoria de esta provincia del Santo Evangelio 312-316 PDF
Capítulo LX. De otros religiosos memorables de aquellos tiempos 316-319 PDF
Capítulo LXI. De otros santos varones, dignos de memoria, que florecieron en esta provincia 319-323 PDF
Capítulo LXII. De otros venerables padres que han florecido en virtud y santidad en estas provincias de las Indias 324-327 PDF
Capítulo LXIII. De otros religiosos de santa vida de esta provincia del Santo Evangelio y de los Arcos, que llaman de Otumpa, por donde trajo el agua al pueblo el apostólico varón fray Francisco de Tembleque 327-332 PDF
Capítulo LXIV. De otros santos religiosos de esta provincia del Santo Evangelio 332-335 PDF
Capítulo LXV. Vidas del apostólico varón y primer obispo de Yucatán, don fray Francisco de Toral, y de otros ilustres varones de esta provincia del Santo Evangelio 336-341 PDF
Capítulo LXVI. De algunos otros religiosos señalados en santidad de aquestos tiempos 341-347 PDF
Capítulo LXVII. De otros santos religiosos, dignos de memoria, de esta provincia del Santo Evangelio 347-349 PDF
Capítulo LXVIII. Que trata la apostólica vida del venerable padre fray Gonzalo Méndez 349-352 PDF
Capítulo LXIX. Que contiene el testimonio de cómo reveló Dios a su siervo que el emperador Carlos V fue libre de las penas de el purgatorio 352-355 PDF
Capítulo LXX. De la vida del apostólico varón fray Francisco Gómez 355-359 PDF
Capítulo LXXI. De la vida del venerable y santo varón de Dios, fray Domingo de Aréizaga, de esta provincia del Santo Evangelio 359-363 PDF
Capítulo LXXII. De otros excelentes varones de esta provincia del Santo Evangelio 363-367 PDF
Capítulo LXXIII. Vida del muy religioso padre fray Gerónimo de Mendieta 367-371 PDF
CARTA PARA EL MINISTRO GENERAL FRAY FRANCISCO GONZAGA, PERSUADIÉNDOLO A TRATAR CIERTA ESPIRITUAL Y MUY PROVECHOSA COFRADÍA 371-372 PDF
PROTESTACIONES QUE HABÍAN DE HACER LOS HERMANOS DE ESTA CONFRATERNIDAD 372-373 PDF
Capítulo LXXIV. En que se contiene la vida del siervo de Dios fray García de Salvatierra 373-375 PDF
Capítulo LXXV. Que prosigue la vida del santo fray García, y cosas maravillosas que Dios obró por él y de su santa muerte 375-378 PDF
Capítulo LXXVI. Donde se contiene la vida del venerable padre fray Alonso Urbano 379-384 PDF
Capítulo LXXVII. Del varón santo fray Hernando Pobre 385-386 PDF
Capítulo LXXVIII. Vida del venerable padre fray Pedro Oroz y las de fray Francisco de Liñán y fray Francisco de Aiaia 386-392 PDF
Capítulo LXXIX. Vidas de los muy religiosos padres fray Juan de Nafarmendi, fray Francisco de Gamboa, y fray Pedro de Aguirre 393-398 PDF
Capítulo LXXX. Vida de los apostólicos varones fray Francisco de Reinoso, fray García de Cañete y fray Francisco Sánchez 398-402 PDF
Capítulo LXXXI. Vidas de otros apostólicos varones de esta provincia del Santo Evangelio 402-405 PDF
Capítulo LXXXII. Que trata de otros varones apostólicos de estos tiempos que son dignos de memoria 405-410 PDF
Capítulo LXXXIII. De otros varones bienaventurados de esta provincia del Santo Evangelio 410-413 PDF
Capítulo LXXXIV. Vidas de los santos religiosos legos fray Diego Sánchez y fray Diego de Guadalcanal 413-416 PDF
Capítulo LXXXV. Donde se da razón, en común, de otros religiosos que acabaron su vida con olor de santidad 417-419 PDF

Volumen VI. Libro último

Capítulo Páginas PDF
Argumento del Libro Veinte y uno 421-422 PDF
Prólogo al Libro Veinte y uno 423-428 PDF
Capítulo I. De fray Juan Calero, primer mártir de los cristianos viejos, en esta nueva iglesia, en la santa provincia de Xalisco 429-433 PDF
Capítulo II. De fray Antonio de Cuéllar, guardián del dicho monasterio de Ezatlan, provincia de Xalisco 433-435 PDF
Capítulo III. De fray Juan de Padilla y fray Juan de la Cruz, su compañero, de la santa provincia de Xalisco 436-439 PDF
Capítulo IV. De fray Bernardo Cosin y fray Juan de Tapia y otros religiosos que fueron martirizados 439-441 PDF
Capítulo V. De fray Francisco Lorenzo, de su santo celo y ocupación en la conversión de los infieles, en la santa provincia de Xalisco 441-445 PDF
Capítulo VI. De otras entradas que hicieron fray Francisco Lorenzo y su compañero fray Miguel de Estiváliz 446-449 PDF
Capítulo VII. De la prosecución de este santo varón en su predicación, y cómo los infieles lo mataron con otro compañero 449-453 PDF
Capítulo VIII. De otros religiosos que murieron por confesión de la fe y predicación de el Santo Evangelio 453-457 PDF
Capítulo IX. De tres religiosos que murieron en demanda de la conversión de los infieles y aumento de la santa fe católica 457-460 PDF
Capítulo X. De otros religiosos que han sido muertos por los chichimecas, en odio de la fe cristiana que predicaban en la provincia de Xalisco 460-464 PDF
Capítulo XI.  Del fin y muerte que tuvieron tres religiosos de la orden de San Francisco que se quedaron en la Isla de Guadalupe, entre los indios idólatras de ella, pasando a las Indias 465-467 PDF
Capítulo XII.  De la muerte de otros dos religiosos de esta provincia del Santo Evangelio 467-469 PDF