Monarquía indiana. Advertencia

Volúmenes

Advertencia I II III IV V VI VII Catálogo

Advertencia

“Ofrecemos la que en rigor debe considerarse como tercera edición de la Monarquia indiana de fray Juan de Torquemada. Por primera vez se publicó esta obra en Sevilla, en 1615 y, en segunda edición, apareció en Madrid, en 1723. De esta última hay dos reproducciones, hechas en la ciudad de México por el procedimiento de offset: en 1943 por don Salvador Chávez Hayhoe y en 1969 por la Editorial Porrúa.

“No obstante, las mencionadas reproducciones, era patente de tiempo atrás la necesidad de preparar, con adecuada metodología y sentido crítico, una nueva edición de esta importante obra histórica, descrita a veces como copiosa crónica de crónicas. Así, durante los años de 1969 a 1971, hemos trabajado en forma de seminario, en el Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Nacional, con el propósito de sacar a luz esta que, como ya se dijo, en rigor técnico habrá de tenerse como tercera edición del complejo y rico trabajo de Torquemada.

“No es la intención pormenorizar en esta Advertencia cuál es la serie de estudios que adicionan la presente publicación, referentes al autor, sus fuentes y su obra en general, ya que a todo esto se dedica un volumen que, a modo de complemento, y con los índices de la obra, forma parte de esta edición. Nos limitamos aquí, por tanto, a señalar brevemente las características principales de la tarea que hemos realizado.

“Ante todo importa destacar que en ella se ha establecido el texto de la Monarquía indiana, modernizada la ortografía, siempre que pareció necesario hacerlo, como, por ejemplo, en los casos del empleo de la c con cedilla o de la s alta y asimismo en relación con numerosos problemas que presentaba la puntuación. Obviamente la finalidad buscada con esta nueva transcripción del texto fue facilitar la lectura del mismo. Respecto de los arcaísmos no se introdujo alteración alguna y, para su mejor comprensión, se ofrece un elenco y una elucidación de ellos en el ya mencionado volumen que incluye los índices y los distintos estudios en relación con el autor y su obra.

“Para establecer el texto de la Monarquía indiana –dado que resultaron infructuosas nuestras pesquisas por encontrar el manuscrito original o alguna copia temprana del mismo– se realizó al menos la confrontación entre los de la primera y la segunda ediciones. Ello permitió percibir algunas diferencias que, en cada caso, se señalan debidamente. Añadiremos tan sólo, por otra parte, que nos hemos limitado a consignar por medio de notas al pie de página las referencias que, a modo de apostillas, aparecían en las ediciones anteriores. Todas las otras formas de esclarecimiento o precisiones quedan reunidas en el volumen que complementa esta publicación.

“Tomando en cuenta la amplia extensión de la obra de Torquemada, y con el propósito de facilitar su lectura y consulta, pareció conveniente –conservando el formato de la serie de publicaciones del Instituto de Investigaciones Históricas– distribuir su texto en seis volúmenes, a los que se añade, como séptimo, el de los índices y estudios complementarios. A continuación se da una tabla de correspondencias acerca de la forma en que aparecen distribuidos en cada volumen los distintos libros de la Monarquía indiana en esta tercera edición:

Volumen I

libros

I-III

Volumen II

libros

IV-V

Volumen III

libros

VI-X

Volumen IV

libros

XI-XIV

Volumen V

libros

XV-XVIII

Volumen VI

libros

XIX-XXI

 

“De este modo, los volúmenes I y II de la presente edición corresponden al tomo I de las ediciones anteriores, los volúmenes III y IV al II, y los V y VI al III.

“Dado que en el volumen VII de nuestra edición –o sea en el que se ofrecen los distintos estudios sobre el autor, sus fuentes y su obra, así como los índices de ésta– se indican expresamente los nombres de quienes han participado en las distintas tareas realizadas, no creemos pertinente reiterar en esta Advertencia tal tipo de información. Dejamos tan sólo constancia de que, para hacer posible esta tercera edición de la Monarquía indiana, han colaborado con grande interés varios investigadores y miembros del personal técnico de este Instituto, al igual que otras personas de la misma Universidad Nacional. El resultado de nuestro trabajo en equipo queda ahora en manos de los estudiosos del pasado prehispánico de México y del primer siglo de vida novohispana, con el deseo de facilitar su aprovechamiento del caudal de noticias que fray Juan de Torquemada reunió y estructuró en esta obra.”

 

MIGUEL LEÓN-PORTILLA
Instituto de Investigaciones Históricas