Biblioteca

|

Eventos

|

Investigadores

|

Publicaciones

Universidad Nacional Autónoma de México
Instituto de Investigaciones Históricas

Inicio

Publicaciones

Monarquía indiana volumen V

Mapa del sitio


Volúmenes


Presentación

I

II

III

IV

V

| Catálogo

Volumen V

       

Volumen V Libro quince

Capítulo
Páginas
PDF

Tabla de correspondencias

5-6

Argumento de el Libro Quince

7-8

Prólogo al Libro Quince

9-16

Capítulo I. Del cuidado grande que Cortés tuvo de pedir ministros para la doctrina de esta Nueva España

17-20

Capítulo II. Del cuidado que el emperador puso en tratar las cosas de la conversión de estas gentes. Y de cómo luego se movieron muchas personas religiosas y hombres doctos a venir a esta conversión

20-21

Capítulo III. De cómo trataron de la jornada de esta conversión indiana fray Francisco de los Ángeles y fray Juan Clapion

21-22

Capítulo IV. Donde se dice el despacho de fray Francisco de los Ángeles y su compañero, y muerte del papa León Décimo

22-24

Capítulo V. De cómo fue elegido por primer apóstol y ministro de esta iglesia indiana, el varón santo fray Martín de Valencia

24-26

Capítulo VI. De cómo aceptó el varón santo fray Martín venir a predicar en estas partes de las Indias; y se dicen algunas revelaciones que tuvo

27-28

Capítulo VII. De la instrucción que el ministro general dio al varón de Dios fray Martín de Valencia y a sus compañeros para su jornada

28-29

INSTRUCCIÓN DEL PADRE GENERAL

29-32

Capítulo VIII. De cómo se despachó el santo fray Martín, y se le dio su patente y obediencia con que se pasó a las Indias

33-34

PATENTE Y OBEDIENCIA DEL GENERAL PARA EL PADRE FRAY MARTÍN Y SUS COMPAÑEROS

34-38

Capítulo IX. Cómo el varón de Dios, fray Martín de Valencia, con sus apostólicos compañeros, partieron de la provincia de San Gabriel; y del viaje que tuvieron hasta llegar a esta Nueva España

38-43

Capítulo X. De la devoción y reverencia con que el gobernador, don Fernando Cortés, recibió a los doce religiosos; acreditando, con su humildad y sumisión, la predicación de el santo evangelio

43-47

Capítulo XI. De una plática que los doce frailes hicieron a los señores y caciques, dándoles cuenta de su venida y pidiéndoles sus hijos para enseñarlos en la ley de Dios

47-50

Capítulo XII. De cómo estos apostólicos varones tuvieron su Capítulo y fue electo el santo fray Martín de Valencia, y se dividieron en cuatro reinos o provincias para comenzar a predicar y convertir a las gentes

51-55

Capítulo XIII. Del modo que tuvieron estos ministros evangélicos para enseñar a los niños, hijos de los señores y hombres principales y otros niños

55-60

Capítulo XIV. Del gran trabajo que estos apostólicos padres pasaron a los principios, por no saber la lengua de los indios, y de los medios que tomaron para aprenderla; y del modo que tuvieron para enseñar la doctrina

60-62

Capítulo XV. De cómo esta conversión de los indios fue obrada por medio de niños, conforme al talento que Dios les comunicó, y de cómo los religiosos se mostraron niños con los niños

62-64

Capítulo XVI. De cómo se edificó la iglesia de San Francisco e la ciudad de Mexico y se puso en ella el Santísimo Sacramento; y del grande provecho que desto comenzó a resultar

64-70

Capítulo XVII. De los primeros religiosos de la orden del gloriosísimo padre Santo Domingo que vinieron a estas indianas tierras a evangelizar la palabra de Dios, movidos con el celo de la conversión destos indios

70-75

Capítulo XVIII. De cómo se les dio a los indios de esta Nueva España doctrina, en su lengua, por nuestros frailes franciscos, para que mejor se informasen en las cosas de la cristiandad, y de cómo los discípulos de los religiosos comenzaron a predicar, diciendo las cosas que los ministros evangélicos les enseñaban

75-80

Capítulo XIX. De cómo los religiosos, con ayuda de sus discípulos, derribaron los templos de los ídolos

80-84

Capítulo XX. Donde se responde a los calumniadores y murmuradores de este hecho de destruir los templos del demonio, y se declara haber sido obra muy provechosa para el progreso y aumento de la cristiandad de estos indios

84-89

Capítulo XXI. De la primera obra de religión cristiana que Fernando Cortés hizo en esta Nueva España, en el pueblo de Cempoalla, luego que se confederó con los indios, que corresponde a lo mismo que se refirió en el capitulo pasado destos ministros evangélicos

90-94

Capítulo XXII. Del provecho que los religiosos de la orden de San Francisco hicieron en algunas cosas que hubo en aquellos primeros años que entraron en esta Nueva España, de desconciertos entre los españoles, que son dignos así de saber como de agradecimiento

94-98

Capítulo XXIII. De cómo se fueron desarraigando muchas idolatrías que habían quedado ocultas y secretas

99-102

Capítulo XXIV. De cómo los niños de la escuela de Tlaxcalla mataron a un sacerdote de los ídolos que se fingía ser dios del vino

102-107

Capítulo XXV. Del grande trabajo que los primeros padres evangelizadores tuvieron a los principios en esta tierra, por ser tantas las provincias y gentes de esta Nueva España y ellos tan pocos

107-112

Capítulo XXVI. De los primeros religiosos de la orden del glorioso padre San Agustín que fundaron su religión en esta Nueva España

113-115

Capítulo XXVII. Que trata del padre Juan Díaz, primer sacerdote clérigo de esta Nueva España

116-117

Capítulo XXVIII. De otro padre clérigo, llamado el canónigo Juan González, que haciendo vida apostólica predicó y doctrinó a los indios en estas tierras

117-126

Capítulo XXIX. Que trata del padre Juan de Mesa, clérigo presbítero, ministro de aquesta indiana iglesia en sus principios

126-131

Capítulo XXX. De la muerte de un niño que en estos primeros tiempos fue martirizado por su proprio padre porque le reprehendía la idolatría y embriaguez

132-140

Capítulo XXXI. Del castigo que se hizo en este señor, llamado Acxotecatl, por la muerte que dio a su hijo Cristóbal y por haber muerto a su mujer, madre de este niño

140-143

Capítulo XXXII. De cómo fue hallado el cuerpo de Cristóbal y traído a la ciudad de Tlaxcalla

144-148

Capítulo XXXIII. De otros dos niños que fueron muertos porque también destruían los ídolos

148-153

Capítulo XXXIV. Donde se dice cómo ocultaron los indios los cuerpos de estos santos niños, y de la manera como se descubrieron y pagaron los delincuentes su pecado

153-156

Capítulo XXXV. Del sentimiento que hizo el santo fray Martín con la nueva de la muerte de los niños, y se engrandece una alabanza de la ciudad de Tlaxcalla

156-157

Capítulo XXXVI. De diversos modos que los indios usaron para aprender la doctrina cristiana, y del ejercicio que en ella se ha tenido

157-159

Capítulo XXXVII. Del ejemplo con que estos siervos de Dios edificaban a los indios, y del amor y afición grande que por esto los mismos indios les tuvieron

159-162

Capítulo XXXVIII. De particulares ejemplos de abstinencia y pobreza de aquellos apostólicos varones

162-165

Capítulo XXXIX. De la perfección de pobreza que estos apostólicos varones guardaban y tenían establecido por ley y estatuto

165-167

Capítulo XL. De la crianza y doctrina de las niñas indias que fueron enseñadas en aquellos primeros tiempos, y del cuidado que en esto tuvo la emperatriz nuestra señora

167-168

Capítulo XLI. De algunos ejemplos de virtud de algunas mozas que se criaron en estos recogimientos

169-171

Capítulo XLII. Del modo que comúnmente se tiene de enseñar los niños y niñas en todos los pueblos de esta Nueva España, y de las matronas que ayudaron mucho en el ministerio de la iglesia

171-174

Capítulo XLIII. De la fundación del Colegio de Santa Cruz, que se edificó en esta ciudad de México, en la parte de Tlatelolco, para enseñar a los indios la lengua latina y otros ejercicios de letras

174-178

Capítulo XLIV. De algunas autoridades de la Sagrada Escritura que parecen hablar de la conversión de estos naturales

178-181

Capítulo XLV. De la introducción fácil del evangelio en estos indianos reinos, y se prueba ser milagro que tan fácilmente se hubiese recebido. Y ser esta facilidad una de las condiciones de la venida del hijo de Dios, cumplida en estas Indias

181-184

Capítulo XLVI. De otras cosas que prueban la verdad del capítulo pasado, y se verifica haber sido muy de Dios la obra de esta conversión

185-187

Capítulo XLVII. Que se prueba no haber hecho la total predicación del evangelio por todo el mundo. Y de aquí se sigue no haberle oído estos indios desta Nueva España, los cuales lo ignoraron hasta la venida de los españoles y predicación que de él hicieron los ministros evangélicos

187-198

Capítulo XLVIII. Que contiene una carta, de la cual se colige cómo nuestro señor Dios en estos tiempos tenía ordenado de llamar a los indios a su santa fe, y cómo ellos de su parte estaban dispuestos para recebirla

198-201

Capítulo XLIX. De algunos rastros que se han hallado de que en algún tiempo en estas Indias hubo noticia de nuestra santa fe

201-205

Volumen IV •Libro diez y seis

Capítulo
Páginas
PDF

Argumento de el Libro Diez y seis

207-208

Prólogo al Libro Diez y seis

209-212

Capítulo I. Que comienza a tratar del sacramento del bautismo, y se contradice lo que algunos dijeron que se había administrado con hysopo en alguna parte de esta Nueva España

213-217

Capítulo II. De algunos pueblos de la comarca de México que vinieron a la fe y recibieron el bautismo

217-220

Capítulo III. Que trata del acrecentamiento de la predicación y bautismo que hubo en los pueblos de esta laguna mexicana

221-224

Capítulo IV. De la ciudad de Tetzcuco y su comarca, y cómo crecía el fervor de venir al bautismo

224-228

Capítulo V. Que prosigue la materia del fervor con que estas gentes indianas venían al bautismo; y se dicen dos casos notables que en orden de esto sucedieron

228-230

Capítulo VI. Del fervor de la gente de algunos pueblos de tierra caliente, y de la grande multitud de gente que se iba bautizando

230-232

Capítulo VII. De los estorbos que el demonio procuró poner para la ejecución del bautismo en aquel tiempo, con diversidad de opiniones que hubo entre los ministros

232-234

Capítulo VIII. Donde se dice el modo que tenían de bautizar estos ministros apostólicos, y las cosas en que más cuidado ponían para que le recibiesen, y se cuentan los bautizados y los pocos ministros pocos que los bautizaron, que es caso digno de saber

235-238

Capítulo IX. En que se contiene la bula del papa Paulo Tercio dada en favor de los indios

239-242

Capítulo X. De lo que cerca de esta bula determinaron los señores obispos

242-243

Capítulo XI. Donde se dice cómo en un día se bautizaron y casaron juntamente tres mil indios en la ciudad de Xuchimilco, que es caso de notar

244-246

Capítulo XII. Del daño que se seguía en estorbar el bautismo de los adultos y de los muchos que se bautizaron en Quauhquechola y Tlaxcalla

246-252

Capítulo XIII. Que trata de cuando se bautizaron las cuatro señorías de Tlaxcalla, que fue el primer bautismo que hubo en esta Nueva España

252-258

Capítulo XIV. De cómo después que estos indios fueron recibiendo el agua del santo bautismo, fueron también levantados sus espíritus por gracia de Dios para la perseverancia en la virtud, y de cosas particulares que lo comprueban

258-262

Capítulo XV. Que trata del sacramento de la confirmación, y se dice haberlo ejercitado el padre fray Toribio Motolinía

263-264

Capítulo XVI. Que comienza a tratar del sacramento de la penitencia

264-267

Capítulo XVII. De algunos ejemplos y casos de los que venían de lejos a buscar la confesión, y el remedio de sus almas

267-271

Capítulo XVIII. Que trata con cuanta facilidad los que se confesaban restituían lo ajeno y perdonaban injurias

271-274

Capítulo XIX. Que trata de la buena gana con que aceptaban y pedían las penitencias, así los indios viejos como los mozos

274-276

Capítulo XX. De los diversos pareceres que hubo acerca de administrar el sacramento de la Eucharistía a los indios

276-280

Capítulo XXI. De la preparación y aparejo con que los indios comulgan, y de la devoción de los tlacelianes que son los que reciben el sacramento de la comunión, y de algunos casos con que ha querido Dios confirmar los ánimos de éstos nuevamente convertidos

281-284

Capítulo XXII. Que trata dónde y cómo tuvo principio el sacramento de el matrimonio en estas Indias, y de lo mucho que en aquellos primeros tiempos de la conversión tenían que hacer los ministros

284-289

Capítulo XXIII. De las grandes dificultades que se ofrecieron cerca de los matrimonios, y de la diligencia que se puso para averiguar en ellos lo cierto

290-292

Capítulo XXIV. En que prosigue y concluye la misma materia de el santo sacramento de el matrimonio

292-295

Capítulo XXV. De las letras apostólicas de Paulo Tercero, que hacen capaces a los indios de los santos sacramentos de la iglesia, contra la opinión de los que los tenían por incapaces de ellos

295-297

Capítulo XXVI. De el sacramento de la extremaunción, y de la grande reverencia y devoción que los indios cobraron y tienen a la Santa Cruz, y cosas maravillosas que acerca de ella acaecieron

297-298

Capítulo XXVII. De casos maravillosos que han acaecido en esta Nueva España en algunas cruces

299-302

Capítulo XXVIII. De otros casos maravillosos sucedidos a la erección y levantamiento de la Santa Cruz

302-308

Volumen V • Libro diez y siete

Capítulo
Páginas
PDF

Argumento de el Libro Diez y siete

309-310

Prólogo al Libro Diez y siete

311-312

Capítulo I. De el ingenio y habilidad de los indios para todos los oficios; y primero se trata de los que ellos usaban antes que viniesen los españoles

313-316

Capítulo II. De cómo los indios aprendieron los oficios mecánicos que ignoraban, y se perficionaron en los que antes usaban

316-318

Capítulo III. De cómo los indios fueron enseñados en la música; y cosas que pertenecen al servició de la iglesia, y lo que en esto han aprovechado

319-321

Capítulo IV. De las grandes limosnas que los indios e indias han hecho para ornato de las iglesias y sustento de los ministros de ellas

321-324

Capítulo V. Que prosigue la materia de el pasado acerca de las muchas y muy largas limosnas que los indios han hecho, y hay cosas notables

324-329

Capítulo VI. De la fe y devoción que los indios siempre han tenido a las ceremonias y cosas de la iglesia

329-333

Capítulo VII. De la solemnidad con que los indios celebran las pascuas y fiestas principales; y de las procesiones ordinarias que hacen

333-337

Capítulo VIII. De las procesiones que salen de la capilla de San Joseph en esta ciudad de México, y de la majestad de esta capilla, y de las que también salen en esta parte de Santiago, que es capítulo de notar

338-341

Capítulo IX. De una fiesta de Corpus que se celebró en la ciudad de Tlaxcalla, luego a los principios de su conversión, que es mucho de notar

341-344

Capítulo X. De algunas condiciones naturales que tienen los indios para ayuda de su cristiandad, y cómo de su parte se pueden salvar si son ayudados

344-349

Capítulo XI. De los beatos de Chocamán, y de otros indios que se han señalado recogiéndose en la religión

349-352

Capítulo XII. De otros indios que han dado ejemplo de mucha edificación

352-354

Capítulo XIII. Donde se responde a una objeción que se puede ofrecer, acerca de lo dicho, en orden de la bondad de estos indios

354-356

Capítulo XIV. De algunas visiones y revelaciones con que nuestro señor Dios se ha querido comunicar a los indios

356-359

Capítulo XV. De otras revelaciones hechas a algunas indezuelas, niñas y mozas de poca edad

359-362

Capítulo XVI. De algunas indias que fueron comulgadas y otras consoladas milagrosamente

362-365

Capítulo XVII. De algunos muertos cuyas almas volvieron a los cuerpos o fueron arrebatados en espíritu para su enmienda y salud

366-368

Capítulo XVIII. De algunos difuntos que por divina voluntad han aparecido a personas particulares para ser socorridos

368-372

Capítulo XIX. De los favores que el emperador don Carlos, de gloriosa memoria, dio a los indios y a la obra de su conversión y doctrina y ministros de ella

372-373

CUANTO A LA LIBERTAD DE LOS INDIOS

373

CARTA DEL EMPERADOR Y REY NUESTRO SEÑOR, PARA QUE LOS RELIGIOSOS DE LA ORDEN DE SAN FRANCISCO AVISEN A LOS INDIOS ESCLAVOS QUE ACUDAN A PEDIR SU LIBERTAD. EL REY

373-374

CUANTO AL CARGAR LOS INDIOS

374-375

CUANTO A OTROS TRABAJOS PERSONALES

375

CUANTO AL BUEN TRATAMIENTO DE LOS INDIOS

376

CÉDULAS PARA QUE SE GUARDEN LAS ORDENANZAS SOBRE EL BUEN TRATAMIENTO DE LOS INDIOS DE LA NUEVA ESPAÑA. LA REINA

376-377

OTRA CÉDULA PARA QUE SE CASTIGASEN LOS TRANSGRESORES DE LAS DICHAS ORDENANZAS SOBRE EL BUEN TRATAMIENTO DE LOS INDIOS.

377-382

CUANTO A LA MODERACIÓN DE LOS TRIBUTOS

382

CUANTO A LA DOCTRINA Y CRISTIANDAD DE LOS INDIOS

383-384

Capítulo XX. De los favores que el muy católico rey don Felipe ha dado para la doctrina y cristiandad de los indios, y en particular a sus ministros

384-386

CUANTO A HACER LIMOSNA A LOS MINISTROS

386

CUANTO A LA DOCTRINA Y CRISTIANDAD DE LOS INDIOS. EL REY

386-387

CÉDULA DE SU MAJESTAD PARA QUE NO HAYA NOVEDAD NI SE PONGA IMPEDIMENTO ALGUNO A LOS RELIGIOSOS EN LA ADMINISTRACIÓN DE LOS SACRAMENTOS. EL REY

387-388

CÉDULA DE SU MAJESTAD PARA QUE SE LE DÉ TODO FAVOR A LOS RELIGIOSOS

388-389

CÉDULA DE EL REY NUESTRO SEÑOR PARA QUE SE HAGA GUARDAR UN BREVE DE PÍO QUINTO, A PEDIMENTO DE SU MAJESTAD, CONCEDIDO A LOS RELIGIOSOS DE LAS INDIAS

389

SÍGUESE EL BREVE DE EL PAPA PÍO QUINTO CON EL TESTIMONIO DE EL NUNCIO, ARZOBISPADO ROMANO

389-392

CÉDULA DE SU MAJESTAD PARA QUE EL DICHO BREVE DE SAN PÍO QUINTO SE PUBLIQUE CON SOLEMNIDAD EN ESTA NUEVA ESPAÑA. EL REY

392

CÉDULA DEL REY DON FELIPE TERCERO EN FAVOR DE LOS INDIOS, LA CUAL ES MUCHO DE NOTAR. EL REY

393-403

Capítulo XXI. De el daño que se ha seguido después que las órdenes no se juntan para dar aviso a nuestros Reyes Católicos de las necesidades de los indios

403-407

Capítulo XXII. De el modo que se tuvo en juntar los indios en las fiestas para su doctrina y para la misa, y el que ahora se tiene

407-410

Volumen V • Libro diez y ocho

Capítulo
Páginas
PDF

Argumento de el Libro Diez y ocho

411-412

Prólogo al Libro Diez y ocho

413-414

Capítulo I. De el maravilloso descubrimiento de la Isla Española, que fue principio para conquistarse las Indias Occidentales

415-417

Capítulo II. Con cuanta conveniencia el descubrimiento de las Indias cupo en suerte a los Reyes Católicos

417-419

Capítulo III. Cómo estos ínclitos reyes se hicieron padres espirituales de los indios, y la conquista de ellos les fue concedida por la Silla Apostólica

420-421

BULA Y DONOCIÓN [sic]DE EL PAPA ALEXANDRO SEXTO

421-425

Capítulo IV. De cómo en los reyes de España se cumple, en estos tiempos, aquello de el evangélico siervo que fue enviado a llamar los convidados para la cena

425-427

Capítulo V. De cuán peligroso sea el descuido que en este cargo se tuviere en llamar gentes a la cena del señor

427-429

LA CLÁUSULA DE EL TESTAMENTO DE LA CATÓLICA REINA DOÑA ISABEL

429

Capítulo VI. De el flaco suceso que hubo en la conversión de los indios de la isla de Santo Domingo; y de los obispos que ha tenido

429-433

Capítulo VII. De cómo estos indios tuvieron pronóstico de la destruición de su religión y libertad, y de algunos milagros que en los principios de su conversión acontecieron

433-435

Capítulo VIII. De lo que hicieron algunos religiosos en la conversión de estos indios y cómo algunos de ellos fueron muertos por irles a predicar el evangelio

435-437

 

Directorio

Investigadores

Librería y ventas

Servicio social

Mapa del sitio

Créditos
Trámites IIH

ubicacion
Dirección: Circuito Maestro Mario de la Cueva s/n
Zona Cultural, Ciudad Universitaria
Delegación Coyoacán, 04510
Ciudad de México, México

Sitios UNAM

Coordinación de Humanidades

DGAPA
Humanindex

Toda la UNAM en línea

Portal de transparencia UNAM

Sitios relacionados

H-México
Comité Mexicano de Ciencias Históricas

firma_unam
ubicacion
¿Cómo llegar al IIH?
telefono
+52 (55) 5622-7517
mensaje
Correo electrónico
 
DR © 2017. Hecho en México. Universidad Nacional Autónoma de México - Instituto de Investigaciones Históricas. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Sitio web administrado por el IIH • historicas@unam.mx