Biblioteca

|

Eventos

|

Investigadores

|

Publicaciones

Universidad Nacional Autónoma de México
Instituto de Investigaciones Históricas

Inicio

Publicaciones

Monarquía indiana volumen II

Mapa del sitio


Volúmenes


Presentación

I

II

| Catálogo

Volumen II

   

Volumen II • Libro cuarto

Capítulo
Páginas
PDF

Advertencia

1-4

Argumento de el Libro Cuarto

5

Prólogo al Libro Cuarto de la Conquista de México

7-11

Capítulo l. Del nacimiento de Fernando Cortés hasta el tiempo que pasó a las islas de La Española, y lo que en España y en el camino le pasó

13-15

Capítulo II. De lo que le sucedió a Cortés en Santo Domingo, y gracia que ganó con los que gobernaban; y de algunas prisiones que tuvo, y casamiento que hizo con Catalina Xuárez

15-18

Capítulo III. Del descubrimiento que hizo Francisco
Hernández de Córdova de la tierra de Yucatán y costa de esta Nueva España. De encuentros que con los indios tuvo y de su muerte

19-21

Capítulo IV. De la jornada que Juan de Grijalva hizo a el nuevo descubrimiento de la tierra de Yucatán, que fue principio del que se hizo después de esta Nueva España; y cómo llegó a la tierra firme y lo que en ella le pasó

22-27

Capítulo V. Vuelta de Juan de Grijalva a Cuba y venida del capitán Christóbal de Olid en busca de Grijalva; y se dice la vuelta que da a Cuba sin encontrar con Grijalva y cómo Pedro de Alvarado va con las nuevas del descubrimiento de la tierra firme

28-30

Capítulo VI. De la segunda armada que Diego Velázquez hizo para la prosecución del nuevo descubrimiento de esta Nueva España; y cómo Fernando Cortés se partió con ella, y cosas que sucedieron en este despacho y partida

31-35

Capítulo VII. De cómo Fernando Cortés prosigue su viaje a Nueva España y prevalece contra los estorbos de Diego Velázquez que pretendían impedirle la jornada; y reparte su gente y nombra capitanes

35-39

Capítulo VIII. De una plática que el capitán Fernando Cortés hizo a su gente; y del principio de su navegación, y cómo llegó a Cozumel, donde tuvo noticia de Gerónimo de Aguilar y otros españoles, y les escribe

40-43

Capítulo IX. Castiga Fernando Cortés a unos marineros y viene Aguilar, y la manera como vino a poder de Fernando Cortés y de lo que en Cozumel ordenó y hizo destruyendo los ídolos de un templo donde hizo altar y levantó una cruz

43-46

Capítulo X. Que Gerónimo de Aguilar refiere todo lo que le sucedió en el tiempo que estuvo con los indios

47-49

Capítulo XI. De cómo pasó adelante Fernando Cortés y lo que le sucedió en Tabasco en los encuentros que tuvo con los indios, y el peligro grande en que estuvo

50-54

Capítulo XII. Que visita a Cortés el cacique de Tabasco y se hace amigo de los indios, y se da la razón por qué causa tomaron las armas contra los nuestros y se hicieron guerra, y que celebró allí el domingo de Ramos y se parte de ellos dejándolos hechos amigos

54-56

Capítulo XIII. De lo que hicieron los indios de las fronteras la primera vez que vieron navíos en su costa y aviso que de ello dieron al emperador Motecuhzuma; y lo que en este caso se resolvió

57-60

Capítulo XIV. De cómo aparecieron los navíos de Fernando Cortés en la mar y aviso que Motecuhzuma tuvo de ello, y lo que proveyó para más certificarse de el suceso; y creyendo que era el dios Quetzalcohuatl lo envió a saludar

60-66

Capítulo XV. Que dice la razón que trajeron a Motecuhzuma estos embajadores que fueron a recibir a Quetzalcohuatl

67-68

Capítulo XVI. De la llegada de Fernando Cortés a San Juan de Ulúa y cómo saltó en tierra y cosas que sucedieron; y se conoció la india que después de bautizada se llamó Marina

68-71

Capítulo XVII. Cómo se le va a dar aviso a Motecuhzuma de la llegada de Cortés, y de un presente que le envió muy de notar

71-74

Capítulo XVIII. Que se dice a Cortés, de parte de Motecuhzuma, que se vaya de la tierra, y se le da otro presente mayor que el pasado; y cómo porque no quiso lo dejaron los indios que visitaban y servían, y acuerda de mudar sitio para más asegurarse. Hace nombramiento de cabildo y renuncia los poderes de Diego Velázquez

75-79

Capítulo XIX. De cómo habiendo fundado Cortés la Villa Rica pasa a Cempoalla, y del recibimiento que se le hizo

79-83

Capítulo XX. Que Fernando Cortés y el señor de Cempoalla tratan la causa de la opresión de los totonaques; y hacen amistades, y se va Cortés a sus navíos

83-85

Capítulo XXI. De cómo Cortés fue a Chiahuitztlán y lo que allí le sucedió; y de la prisión que se hizo de unos mexicanos, y cómo soltó Cortés los dos de ellos y los envía a Motecuhzuma

86-89

Capítulo XXII. De la confederación que hacen los totonaques con Cortés y de una embajada que le envía a Motecuhzuma; y de la alteración que generalmente hubo en la Nueva España con la llegada de los españoles

89-92

Capítulo XXIII. De la fundación de la Villa Rica y embajada que Motecuhzuma envió a Cortés

92-94

Capítulo XXIV. De los procuradores que Fernando Cortés envía a los reinos de Castilla para que den las nuevas de este descubrimiento; y un presente que envía al emperador

94-96

Capítulo XXV. De un motín que se hizo contra Fernando Cortés y del castigo que ejecutó en los más culpados; y cómo echó a fondo los navíos de su armada y lo que hubo acerca de esto

96-100

Capítulo XXVI. Que Fernando Cortés comienza su viaje para Mexico y cosas que en el camino le suceden; y de las grandezas que Olintetl, señor de Xocotla, le cuenta de Motecuhzuma que son de notar

100-104

Capítulo XXVII. Determina el capitán Cortés venir a Mexico por la provincia de Tlaxcalla; y de una embajada que envió a la señoría de ella

104-107

Capítulo XXVIII. De cómo Motecuhzuma mandó a sus hechiceros y encantadores ir contra los españoles para que por medio de sus encantamentos y hechicerías los detuviesen y hiciesen volver a sus tierras

107-110

Capítulo XXIX. Que Fernando Cortés pasa adelante por consejo de los cempoalles; y de una cerca grande de piedra que vido; y de un reencuentro que tuvo con los otomíes de Tlaxcalla

110-112

Capítulo XXX. De una batalla que los castellanos tuvieron con los de Tlaxcalla y vuelta de dos de los mensajeros que habían ido a Tlaxcalla

112-114

Capítulo XXXI. De un desafío de un indio cempoalteca con otro tlaxcalteca que se llegó a vista de el ejército de la señoría de Tlaxcalla; y de una batalla que presentaron los tlaxcaltecas de más de ciento y cincuenta mil combatientes, y un presente arrogante que hicieron a los nuestros

114-117

Capítulo XXXII. De tres batallas que los castellanos tuvieron con los de Tlaxcalla, y otras cosas que con ellos sucedieron

117-122

Capítulo XXXIII. Que los de Tlaxcalla envían a espiar el ejército de Cortés; y que salió a la campaña y dio sobre los de Tzinpantzinco y castigó ciertas espías; y se vuelve Xicotencatl a Tlaxcalla

119-122

Capítulo XXXIV. Que los de Tzinpantzinco se ofrecieron de hacer amistad entre Cortés y los de Tlaxcalla; y el razonamiento que hizo a los soldados por el alboroto que entre sí había, y pechos alterados con que andaban

122-124

Capítulo XXXV. Que el rey de Mexico sabe las victorias de Cortés y le envía un gran presente; y que pelea otra vez con los de Tlaxcalla y le envían embajadores y se hace la paz; y las alegrías que se hicieron por ello

124-128

Capítulo XXXVI. Que se hace la confederación de Cortés y los tlaxcaltecas y que llega a Tlaxcalla; y lo que le dijeron los embajadores mexicanos, y embajada que recibe de el tetzcucano Ixtlilxuchitl

128-129

Capítulo XXXVII. Que Fernando Cortés entra en Tlaxcalla; el recibimiento que se le hizo y cosas que dentro pasaron

130-131

Capítulo XXXVIII. Que los de Tlaxcalla determinan de ayudar a Cortés en la jornada de Mexico; y que Diego de Ordás reconoció el volcán de Tlaxcalla, cosa para los indios muy admirable; y se nombran los capitanes tlaxcaltecas que acompañan a Cortés

132-134

Capítulo XXXIX. Que Fernando Cortés salió de Tlaxcalla y entró en Cholulla, y lo que allí le sucedió

134-137

Capítulo XL. Que los cholultecas confiesan que querían matar a los castellanos; y el castigo que Fernando Cortés hizo en ellos

137-140

Capítulo XLI. Que Motecuhzuma envía a decir a Fernando Cortés que vaya a Mexico y por otra parte le ponen temores, y él se pone en camino y no va por el que los mexicanos le llevaban ni por donde Ixtlilxuchitl le aguardaba; y que los castellanos se le quisieron amotinar, y lo que les dijo

140-142

Capítulo XLII. De cómo Ixtlilxuchitl viendo que Cortés no iba por Calpullalpa, donde le aguardaba, se vino a vista de la ciudad de Tetzcuco para encontrarse con él; y de cómo Fernando Cortés entró en Tetzcuco

142-144

Capítulo XLIII. De cómo Motecuhzuma envió un principal de su corte disimulado, para que pensasen los españoles que era el mismo emperador Motecuhzuma y conocer en el bien u mal que le hiciesen el pecho y intención de los castellanos

144-146

Capítulo XLIV. De cómo el emperador Motecuhzuma hizo junta de los sátrapas y nigrománticos y volvió segunda vez a despacharlos al camino por donde venía Cortés para que lo detuviesen con sus hechicerías y embustes

146-148

Capítulo XLV. Que Cortés prosigue su camino a Mexico por Amaquemecan, Ayotzinco y Cuitlahuac; y de cómo Cacama, rey de Tetzcuco, se encontró con él en Ayotzinco

148-150

Capítulo XLVI. Que Cortés parte para la ciudad de Mexico y el emperador Motecuhzuma le sale a recibir, y cómo se recibieron y las pláticas que entre ellos pasaron; y dejándolo aposentado en las casas de el rey Axayatl, su padre, se fue a su palacio y le vuelve a visitar y le hace un gran presente

150-153

Capítulo XLVII. De lo que el rey Motecuhzuma dijo a Cortés y lo que Cortés le respondió, y cosas que en esta vista pasaron

153-156

Capítulo XLVIII. Cómo Fernando Cortés pide licencia al rey Motecuhzuma para ver la ciudad y mercado y el templo mayor; y recaba licencia para hacer una capilla donde se dijese misa; y tuvo aviso de cómo los indios mataron a Juan de Escalante, su teniente, en la Vera Cruz o Villa Rica

156-158

Capítulo XLIX. Que Fernando Cortés envía teniente a la Vera Cruz y se determina aprender a Motecuhzuma

158-160

Capítulo L. Que habla Cortés con Motecuhzuma y lo lleva a su palacio a manera de preso; y del alboroto que hubo y cosas que en el discurso de esta prisión sucedieron

161-163

Capítulo LI. De algunas particularidades sucedidas durante la prisión de Motecuhzuma y de cosas en que mostró su muy grande y generoso pecho este excelentísimo monarca

163-165

Capítulo LII. De la liberalidad de este monarca y príncipe Motecuhzuma, y de un caso en que se mostraba severo con los suyos, y que Cortés le habló de la religión cristiana

165-168

Capítulo LIII. Que Cortés volvió a hablar a Motecuhzuma en el punto de la religión y lo que el rey le respondió; levantó en el templo mayor de los ídolos las imágenes del crucifijo y de la Virgen María, y de un milagro que sucedió en la falta de agua, este año

168-170

Capítulo LIV. Que haciendo juntar Fernando Cortés en el palacio de el rey Motecuhzuma a los sacerdotes y caballeros mexicanos les hizo una plática, persuadiéndolos la religión cristiana y es muy de notar

170-173

Capítulo LV. De lo que respondió el emperador Motecuhzuma a Cortés y lo que dijo a sus sacerdotes; y llegada de Quauhpopoca, señor de Nauhtla, y que Cortés le mandó quemar con otros, y echa grillos a Motecuhzuma y lo reprehende

173-176

Capítulo LVI. De cómo prendieron a Cacama, rey de Tetzcuco, por traición y lo trajeron a Mexico, donde su tío Motecuhzuma no quiso verle y lo entregó a Cortés y le dio garrote y fue puesto en su lugar otro hermano suyo, llamado Cuicuitzcatl

176-178

Capítulo LVII. De cómo Cuicuitzcatl entra en Tetzcuco y es recibido por rey, y de un saco que hace la gente de los castellanos en las trojes de cacao de Motecuhzuma

178-179

Capítulo LVIII. Que Motecuhzuma se resuelve en decir a Cortés que se vaya de sus reinos; y las causas que tuvo para decírselo, y lo que Cortés responde

180-182

Capítulo LIX. Que Pámphilo de Narváez viene a Nueva España con una armada que el adelantado Diego Velázquez hizo, y cómo llegó a la costa y echó el ejército en tierra y le prendieron los mensajeros y trajeron a Mexico

182-185

Capítulo LX. Que sabe Pámphilo cómo le llevaron sus mensajeros; Motecuhzuma le envía un gran presente a la costa y Cortés suelta los castellanos presos y se los envía a Narváez, y le escribe

185-186

Capítulo LXI. Que Fernando Cortés ofreció medios de paz a Narváez y los requerimientos que los suyos le hicieron y lo poco que con él valieron los medios que se ordenaban para la paz

187-189

Capítulo LXII. Que Pámphilo de Narváez embarca para Cuba al oidor Lucas Vázquez de Aillón y no acepta ningún partido con Cortés; y Cortés habla a su gente y la parte para ir contra él a la costa

189-192

Capítulo LXIII. Que Fernando Cortés sale a buscar a Pámphilo de Narváez; y Narváez parte en busca suya, aunque después se volvió a retirar a Cempoalla

192-195

Capítulo LXIV. Que Fernando Cortés prosigue su camino en busca de Pámphilo de Narváez y habla a su gente

195-197

Capítulo LXV. Que Fernando Cortés acometió a Pámphilo de Narváez y le venció y prendió y deshizo su ejército

197-199

Capítulo LXVI. De lo que sucedió después de la prisión de Pámphilo de Narváez; y cómo fue Cortés jurado por capitán general de todo el ejército

200-205

Capítulo LXVII. De cómo le fueron nuevas a Cortés de lo que pasaba en Mexico y vino al socorro con buen ejército; y lo que ordenó en la Vera Cruz y cosas que sucedieron en el camino

205-207

Capítulo LXVIII. Que Fernando Cortés llegó a Mexico y no quiso visitar a Motecuhzuma; y cómo los indios le comenzaron a combatir y eligen por su capitán a Cuitlahuac, hermano de Motecuhzuma

208-210

Capítulo LXIX. Que prosigue la guerra de Mexico; y aprieto en que los indios tenían puesto a Cortés, donde hay cosas de notar

210-212

Capítulo LXX. Que prosigue la batalla de los indios; y fin y muerte que tuvo este gran monarca y emperador Motecuhzuma a manos de los mexicanos

212-217

Capítulo LXXI. De cómo Fernando Cortés se sale de Mexico de noche no habiendo podido salir de día, y del peligro en que se vido y gente que le acometió

217-220

Capítulo LXXII. Que Cortés prosigue su retirada por la vuelta de Tlaxcalla, cargando siempre los mexicanos; y se dicen los españoles que en esta refriega quedaron muertos y presos, y otra gente que murió en las acequias

221-227

Capítulo LXXIII. De la batalla que en estos llanos de Aztaquemecan tuvieron los castellanos y mexicanos; y del recibimiento que se les hizo en Tlaxcalla

227-230

Capítulo LXXIV. Donde se dice el tiempo que nuestros españoles estuvieron en Mexico en paz y amistad de los indios y el que estuvieron en su enemistad y odio; las fiestas que hicieron los indios en Mexico y la pestilencia de viruelas; eligieron rey y senado y se dice de cómo luego murió y fue electo Quauhtemoc, último rey mexicano

231-232

Capítulo LXXV. Que la mayor parte de los castellanos requirieron a Fernando Cortés que se fuese a la costa de la mar; y la embajada de los mexicanos a los tlaxcaltecas; y diferencias que hubo entre Maxixcatzin y Xicotencatl el Mozo acerca del favor de los españoles

232-235

Capítulo LXXVI. Cómo Cortés, después que volvió de Mexico a Tlaxcalla, apercibe guerra contra la provincia de Tepeaca; matan los tepeacas muchos castellanos; escribe Cortés lo hecho hasta este tiempo y vence a los de Tepeaca

235-237

Capítulo LXXVII. Cómo Cortés envió socorro desde Tepeacac a los de Quauhquechollan, y después vino en persona a defenderlos y echó de la tierra los presidios mexicanos

238-241

Capítulo LXXVIII. De algunas entradas que los nuestros hicieron desde Tepeacac, y de cómo los indios de Tuchtepec mataron ochenta castellanos; y a instancia de los frailes franciscos se bautizó un señor de una cabecera o provincia

241-243

Capítulo LXXIX. De cómo Cortés determina hacer bergantines y envía a Martín López a Tlaxcalla a disponer esta fábrica; y se dice el mucho número de gente que tenía de su confederación

244-246

Capítulo LXXX. Que en Mexico alzaron por rey a Quauhtemoctzin, por muerte del rey Cuitlahuac, hermano de Motecuhzuma, que murió de viruelas; y lo que dijo a la nobleza mexicana y la muestra que Fernando Cortés tomó a su ejército en Tlaxcalla y muerte de Maxixcatzin

246-249

Capítulo LXXXI. Que los indios tlaxcaltecas dieron también su muestra en Tlaxcalla y que Fernando Cortés con el ejército comenzó a caminar

250-251

Capítulo LXXXII. Que Fernando Cortés llegó a Tetzcuco, hizo señor de la ciudad a Ixtlilxuchitl (que se llamó don Fernando) desposeyendo de el señorío de él a Cohuanacotzin, su hermano mayor, a quien le venía por legítima herencia; y la conjuración de Antonio de Villafaña

252-254

Capítulo LXXXIII. Del peligro en que se vio el ejército castellano en Itztapalapa, y de una batalla que tuvo Gonzalo de Sandoval con el ejército mexicano, y que en Tetzcuco juraron a don Fernando Ixtlilxuchitl

254-255

Capítulo LXXXIV. Que los bergantines se acabaron y llevaron a Tetzcuco, y alegría con que se recibieron

256-258

Capítulo LXXXV. Que los bergantines con gran industria se echaron en la laguna de Mexico

259-260

Capítulo LXXXVI. De algunas empresas que hizo Fernando Cortés en tierra de Mexico y Tetzcuco

261-263

Capítulo LXXXVII. Que Fernando Cortés sale en favor de los de Chalco y gana a Quauhnahuac lugar fortísimo en la Tlalhuica

263-265

Capítulo LXXXVIII. Que el rey Quauhtemoc habla a la nobleza mexicana y van a cobrar a Xuchimilco; y lo que hizo Fernando Cortés, y capitanes que nombró

265-268

Capítulo LXXXIX. Que Fernando Cortés dividió el ejército en tres partes y se comenzó el sitio de Mexico

268-270

Capítulo XC. Que en Mexico se determinaron de continuar la guerra, y las victorias que tuvo Fernando Cortés en la laguna y en las calzadas

270-276

Capítulo XCI. Que prosigue el cerco de Mexico y que muchos pueblos se fueron a ofrecer a Fernando Cortés

277-279

Capítulo XCII. De las entradas que Fernando Cortés hacía en Mexico y el gran número de gente que tuvo en su ejército

279-282

Capítulo XCIII. Cómo se prosigue el cerco de Mexico y cosas que van sucediendo; y se dicen valentías particulares de indios con la traición que los chinampanecas hicieron a los mexicanos

282-285

Capítulo XCIV. De la desgracia que sucedió a Fernando Cortés; y lo que los de Mexico celebraron la retirada de los castellanos

286-289

Capítulo XCV. De algunas provincias que se rebelaron contra Cortés y de casos dignos de memoria sucedidos en esta guerra

290-292

Capítulo XCVI. Que Fernando Cortés envió por bastimento a Tlaxcalla; y el valor que en este cerco mostraron las mujeres

292-294

Capítulo XCVII. De las entradas y retiradas que en Mexico hacía Fernando Cortés; y que se resolvió de asolar la ciudad

295-297

Capítulo XCVIII. Que prosigue lo del pasado y el mal estado en que se entendió que se hallaban los mexicanos

298-300

Capítulo XCIX. Que prosigue el cerco y retirada a Tlatelulco, y cómo quemaron los nuestros el templo que estaba en medio del mercado; y se dice cómo se señalaron este día algunos mexicanos

301-303

Capítulo C. Que se prosigue en combatir la ciudad de Mexico

303-307

Capítulo CI. Que se ganó Mexico y fue preso el rey Quauhtemoc

307-310

Capítulo CII. De cómo otro día, después de preso el rey Quauhtemoc, volvieron al barrio de Amaxac; y lo que en este lugar trataron indios y españoles

310-311

Capítulo CIII. Que Fernando Cortés despidió el ejército y hizo diligencia para hallar el tesoro de Motecuhzuma y dio tormento al rey Quauhtemoc

312-314

Capítulo CIV. Del fin y muerte que tuvieron el rey Quauhtemoc de Mexico y los otros dos de Tetzcuco y Tlacupan

315-317

Capítulo CV. De cómo feneció esta monarquía mexicana cuando estaba en su mayor pujanza; y se prueba en él, deberse a sólo Dios esta conquista hecha por Cortés y sus compañeros

317-320

Capítulo CVI. Cómo Dios destruyó a estas indianas gentes por los gravísimos pecados públicos que cometían, probado por profecías que parece que a la letra hablan de ellos

321-326

Volumen II • Libro quinto

Capítulo
Páginas
PDF

Argumento de el Libro Quinto

327-328

Prólogo al Libro Quinto

329-332

Capítulo I. Que trata de el primer gobierno y justicia que esta Nueva España tuvo en sus principios; y cómo Fernando Cortés fue el primer gobernador y justicia mayor de ella

333-334

Capítulo II. Que continúa el gobierno de estos reinos de esta Nueva España; y cómo el de Mexico quedó a dos oficiales reales por cierta ausencia de Cortés

335-340

Capítulo III. Que prosigue el gobierno de Gonzalo de Salazar y Peralmíndez Chirinos; y cómo ahorcaron a Rodrigo de Paz, primo de don Fernando Cortés y alguacil mayor de esta ciudad de Mexico

340-343

Capítulo IV. Que prosigue el gobierno de Gonzalo de Salazar y el fin que él y su compañero Peralmíndez tuvieron

344-347

Capítulo V. De cómo entró en el gobierno Luis Ponce de León, juez particular que vino a tomar residencia a Cortés, y de su muerte; y gobierno de Marcos de Aguilar y tras él Alonso de Estrada

347-350

Capítulo VI. De la primera Audiencia que vino a esta Nueva España, y el fin que a su majestad movió para enviarla

350-361

Capítulo VII. Donde se dicen parte de las causas que hubo para remover la gente de esta primera Audiencia y enviar de nuevo otros que continuasen en el gobierno

351-353

Capítulo VIII. Que se dice cómo fueron nombrados para esta Nueva España otro presidente y oidores, removiendo los primeros que estaban en ella; y se dice parte de las quejas y causas que hubo para esta remoción

354-355

Capítulo IX. De cómo llegó la segunda Audiencia a esta Nueva España; y de cosas que hizo en ella el presidente don Sebastián Ramírez de Fuen-Leal, obispo y presidente de Santo Domingo, y de otras cosas de memoria de este tiempo

355-358

Capítulo X. De la llegada de don Sebastián Ramírez de Fuen-Leal a esta Nueva España, y cosas que hizo en su gobierno

359-361

Capítulo XI. Que trata de don Antonio de Mendoza, primer virrey de esta Nueva España, y de cosas de su gobierno

362-366

Capítulo XII. De una muy solemne montería y caza que el virrey don Antonio de Mendoza, en un solo día, hizo; y una leona que los indios de Tetzcuco mataron en esta laguna mexicana: casos muy de notar

366-369

Capítulo XIII. Que prosigue el gobierno de el primer virrey de esta Nueva España, don Antonio de Mendoza

370-373

Capítulo XIV. De la venida de don Luis de Velasco, el primero, por virrey de esta Nueva España; e ida de don Antonio de Mendoza al Perú

373-380

Capítulo XV. Que prosigue el gobierno de don Luis y se dice su mucha cristiandad y humano estilo de proceder

380-383

Capítulo XVI. Que prosigue el gobierno de el virrey don Luis de Velasco, el primero, y de su muerte; y de la venida de el licenciado Valderrama por visitador de esta tierra

384-388

Capítulo XVII. De una carta para su majestad en favor de don Luis de Velasco, el segundo, escrita por el provincial y difinidores de esta provincia de el Santo Evangelio S. C. R. M.

388-389

Capítulo XVIII. De cómo por muerte de don Luis de Velasco, segundo virrey de esta Nueva España, gobernó la Audiencia y lo que sucedió en este gobierno

389-394

Capítulo XIX. De una carta que el provincial del santo evangelio escribió a su majestad, acerca del alzamiento que se decía había en tiempo del marqués del Valle S. C. R. M.

395-396

Capítulo XX. De la venida de don Gastón de Peralta, marqués de Falces, tercero virrey de esta Nueva España, y de lo que sucedió en su gobierno

397-402

Capítulo XXI. De la venida de don Martín Enríquez, quinto virrey de esta Nueva España; y de un encuentro que hubo entre los clérigos y frailes de san Francisco, sobre decir misa en Santa María la Redonda, en esta ciudad de Mexico

403-404

Capítulo XXII. Que prosigue el gobierno de don Martín Enríquez y cosas que hizo con él

405-410

Capítulo XXIII. Que prosigue el gobierno de el virrey don Martín Enríquez

410-411

Respuesta del provincial y difinidores de esta provincia del Santo Evangelio a una cédula real

411-414

Capítulo XXIV. Que prosigue el gobierno de el virrey don Martín, y se dice el aumento del repartimiento personal y otras cosas

414-416

Capítulo XXV. De la venida y gobierno de don Lorenzo Suárez de Mendoza, conde de Coruña, sexto virrey de esta Nueva España y de su muerte, en la cual gobernó la Audiencia hasta que vino el gobierno al arzobispo don Pedro Moya de Contreras

416-418

Capítulo XXVI. Del gobierno de don Álvaro Manrique de Zúñiga, séptimo virrey de esta Nueva España

418-420

Capítulo XXVII. De la venida de don Luis de Velasco, segundo de este nombre, octavo virrey de esta Nueva España

420-423

Capítulo XXVIII. De algunas cosas sucedidas por estos tiempos en las islas Filipinas y ciudad de Manila

423-426

Capítulo XXIX. De lo que el gobernador Gómez Pérez das Mariñas respondió al emperador japón a una embajada que le había enviado, con la cual fue el santo mártir fray Pedro Bautista, de la orden de San Francisco

426-427

Capítulo XXX. Donde se hace relación de una carta que el santo mártir fray Pedro Bautista escribió a la ciudad de Manila

427-432

Capítulo XXXI. De cómo determinó el gobernador de Manila de hacer jornada a las islas del Maluco, y lo que acerca de esto fue ordenado

432-434

Capítulo XXXII. Que prosigue la jornada del Maluco, y de cómo el gobernador dio principio en hacerla

435-437

Capítulo XXXIII. Que prosigue el suceso pasado de los chinos que se llevaron la galera real, donde habían muerto al gobernador Gómez Pérez das Mariñas

437-439

Capítulo XXXIV. De otras cartas que en razón de la materia pasada fueron enviadas de Manila a esta Nueva España

440

Carta del Japón

440-442

Otras cartas de otros reinos y señoríos del Japón

442

Carta de los japones que, antes que conociesen a Dios, eran religiosos en su modo gentílico

443

Capítulo XXXV. Que prosigue el gobierno del virrey don Luis de Velasco, el segundo

444-446

Capítulo XXXVI. De la venida de don Gaspar de Zúñiga y Acebedo, conde de Monte-Rey, nono virrey de esta Nueva España, y de algunas cosa sucedidas en su gobierno

446-448

Capítulo XXXVII. Relaciones de las cosas que han ido sucediendo en las provincias del Nuevo Mexico, después que fueron a poblarlas nuestros españoles, de que fue por general don Juan de Oñate

448-450

Carta de relación

450-451

Capítulo XXXVIII. Que prosigue la relación y jornada de las provincias de el Nuevo Mexico

452-454

Capítulo XXXIX. Que prosiguen las relaciones de el Nuevo Mexico

454

Carta

454-456

Capítulo XL. Donde se da fin a las relaciones de el Nuevo Mexico y se dicen en particular las cosas tocantes a sus moradores

456-461

Capítulo XLI. Donde se trata de la primera jornada que hizo al descubrimiento de la California el capitán Sebastián Vizcaíno, y de lo que le sucedió

461-464

Capítulo XLII. Prosigue la jornada y descubrimiento de las Californias, y cosas sucedidas en ella

464-467

Capítulo XLIII. Que trata de las congregaciones y juntas que se hicieron de estos indios en el tiempo del gobierno de este virrey, conde de Monte-Rey

467-472

Capítulo XLIV. Donde se trata de el alzamiento de los indios de Topia y lo que en él sucedió, como se verá por relación hecha de don Alonso de la Mota y Escobar, obispo de Tlaxcalla, que entonces lo era de Xalisco

472-476

Capítulo XLV. Donde se da principio a la jornada que Sebastián Vizcaíno hizo por este Mar del Sur, y del intento que hubo para hacerse el viaje y jornada del Cabo Mendocino, esta quinta vez que fue a descubrirse

476-477

Capítulo XLVI. En que se trata de cómo y por qué orden dispuso las cosas necesarias para hacer el dicho descubrimiento el conde de Monte-Rey, virrey de la Nueva España

477-479

Capítulo XLVII. En el cual se trata de cómo salieron de el puerto de Acapulco la nao capitana, llamada San Diego y la almiranta, llamada Santo Tomás y la fragata Tres Reyes, para hacer el descubrimiento, y de la derrota y camino que llevaron

479-481

Capítulo XLVIII. En que se trata de lo que hizo esta armada en la bahía de San Bernabé, que es en el Cabo de San Lucas y punta de la California, y de lo que allí se descubrió, y de la salida que de allí hizo esta armada

482-484

Capítulo XLIX. En que se trata lo que sucedió a esta armada desde que salió de la bahía de San Bernabé hasta llegar a la isla de Cerros

485-489

Capítulo L. En que se trata de lo que le sucedió a la nao capitana y fragata, hasta hallar a la nao almiranta, en la isla de Cerros; y de lo que a la almiranta le sucedió desde que salió de la isla de la Asumpción hasta encontrar con la capitana en la dicha isla

489-493

Capítulo LI. En que se trata de lo que sucedió a esta armada desde que salió de la isla de Cerros hasta llegar a la bahía de San Simón y Judas

493-497

Capítulo LII. De lo que sucedió en la bahía de San Simón y Judas y lo que se descubrió desde que salió de él la armada, hasta llegar al puerto de San Diego

497-500

Capítulo LIII. En que se trata de lo que le sucedió a esta armada desde que salió de el puerto de San Diego hasta llegar al puerto de Monte-Rey

500-504

Capítulo LIV. En que se trata de lo que esta armada hizo en este puerto de Monte-Rey, y de cómo se despachó a la almiranta de aviso a la Nueva España, y de la salida de él para el Cabo Mendocino

505-508

Capítulo LV. En que se trata de lo que le sucedió a la capitana y fragata, desde que salieron del puerto de Monte-Rey hasta llegar al Cabo de San Sebastián, que es más adelante del Cabo Mendocino

508-510

Capítulo LVI. En que se trata de lo que sucedió a la nao capitana, desde que se apartó de el Cabo de San Sebastián, para venir a la Nueva España, hasta llegar a las islas de Mazatlan

511-513

Capítulo LVII. En el cual se trata de lo que sucedió a esta nao capitana en este puerto de Mazatlan, y de la salida de él y de cómo entró en el puerto de Acapulco

513-516

Capítulo LVIII. De lo que se hizo en este puerto de Acapulco y de lo que sucedió a la nao almiranta hasta llegar a él, y de lo que sucedió a la fragata y de el despedimiento de la gente y venida a Mexico

516-519

Capítulo LIX. Que da fin a el gobierno de el conde de Monte-Rey, virrey de esta Nueva España

519-520

Capítulo LX. De la venida de don Juan de Mendoza y Luna, marqués de Montes-Claros, décimo virrey de esta Nueva España y de cosas de su gobierno, y se cuenta una tempestad que hubo en la ciudad de Lima, en el Perú

521-525

Capítulo LXI. Relación de el alzamiento que los chinos sangleyes hicieron en la ciudad de Manila, el año de mil seiscientos y tres

525-530

Capítulo LXII. Que prosigue el motín y alzamiento en la ciudad de Manila, y se dice el fin que tuvo

530-534

Capítulo LXIII. De la venida de el licenciado Landeras de Velasco que vino por visitador de la Audiencia de este Reino, y otras cosas

534-535

Capítulo LXIV. De la jornada y nuevo descubrimiento que el capitán Pedro Fernández de Quirós hizo a la parte austral e incógnita, en este año de mil seiscientos y cinco, en demanda de las islas que llaman de Salomón

535-539

Capítulo LXV. Que prosigue la jornada y descubrimiento de las islas y tierras de la parte austral y mediodía

539-541

Capítulo LXVI. Que prosigue la misma jornada y descubrimiento; y cuenta una refriega que nuestros castellanos tuvieron con ciertos isleños

542-547

Capítulo LXVII. Que prosigue la jornada y cuenta el fin de la refriega que los nuestros tuvieron con los isleños ya dichos; y se dice el valor y esfuerzo de uno de ellos, que entre los demás se señaló y aventajó mucho

547-551

Capítulo LXVIII. Que prosigue el descubrimiento de las islas australes y se dice las que vieron en muchas y muy buenas propriedades

552-555

Capítulo LXIX. Donde se da fin a la relación de esta jornada y se dice una refriega que tuvieron los nuestros con los isleños de la Vera Cruz, donde mataron a el rey de ellos, y se dice la abundancia de la tierra

555-560

Capítulo LXX. De el nombramiento que segunda vez se hizo en don Luis de Velasco, segundo de este nombre, onceno virrey de esta Nueva España, donde a el presente gobierna; y de unos cometas que aparecieron pocos días antes que le viniese esta nueva

560-565

Capítulo LXXI. De el martirio de un santo japón, llamado León, en el reino de Satzuma, colegido de las cartas que los religiosos de Santo Domingo, que allí residen, han enviado a la isla de Luzón, a los religiosos de la misma orden

565-571

Capítulo LXXII. De una persecución de el reino de Figén, según relación de el padre fray Alonso de Mena, de la orden de Santo Domingo, que se halló presente a todo

571-573

Capítulo LXXIII. De el martirio de unos santos japones del reino de Fingo

573-575

Capítulo LXXIV. De el nombramiento que se hizo de el arzobispo de Mexico, don García Guerra, duodécimo virrey de esta Nueva España; y de el marqués de Salinas don Luis de Velasco, de presidente de el Consejo Real de Indias. Muerte de el dicho arzobispo y venida de el marqués de Guadalcázar, por decimotercio virrey de esta tierra

575-577

 

Directorio

Investigadores

Librería y ventas

Servicio social

Mapa del sitio

Créditos
Trámites IIH

ubicacion
Dirección: Circuito Maestro Mario de la Cueva s/n
Zona Cultural, Ciudad Universitaria
Delegación Coyoacán, 04510
Ciudad de México, México

Sitios UNAM

Coordinación de Humanidades

DGAPA
Humanindex

Toda la UNAM en línea

Portal de transparencia UNAM

Sitios relacionados

H-México
Comité Mexicano de Ciencias Históricas

firma_unam
ubicacion
¿Cómo llegar al IIH?
telefono
+52 (55) 5622-7517
mensaje
Correo electrónico
 
DR © 2017. Hecho en México. Universidad Nacional Autónoma de México - Instituto de Investigaciones Históricas. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Sitio web administrado por el IIH • historicas@unam.mx